Nuevo curso online: Consigue que tus hijos sean felices, seguros y autónomos. Ahora con un 10% de descuento

En el presente curso, seis psicólogos del centro de Psicología Álava Reyes y de la Fundación María Jesús Álava Reyes mostramos las claves para conseguir que nuestros hijos sean autónomos, felices, y seguros. De forma práctica aprenderemos las claves del éxito en la convivencia familiar con ejemplos prácticos sobre cómo gestionar las principales y típicas disputas que se dan en casa en relación a las quejas, protestas, frustraciones, retos y desobediencias de nuestros hijos e hijas. Además, aprenderemos a manejar los problemas de conducta con soltura, observándolos, clasificándolos y convirtiéndolos en comportamientos adecuados y normalizados; qué alternativas existen al castigo, cómo lidiar con los celos entre hermanos…

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=qGujZEh6WIE]

Aprovecha la ocasión ahora tienes un 10% de descuento sobre el precio del curso con el código ALAVA10

Comprar por 90€Se ha dedicado un apartado a la gestión emocional tanto de los padres, con estrategias dirigidas a no perder la calma, ni los nervios, para educar sin ira, sin gritos, de forma positiva, como de los niños, con ejercicios prácticos sobre cómo hacer tomar conciencia a nuestros hijos de las emociones, el autocontrol, las relaciones sociales, la autoeficacia y motivación, autoestima y empatía, entre otros. Nos muestran como reprimir los sentimientos negativos de nuestros hijos no es el camino para lograr respuestas ajustadas y que les hagan sentirse bien con ellos mismos. También veremos cómo enseñarles a comprender ese sentimiento y canalizar adecuadamente sus frustraciones.

Sin olvidarnos cuestiones del día a día sobre cómo favorecer la correcta autonomía de los niños, cómo y cuándo responder a sus preguntas sobre el sexo y qué contarles según su edad, y algunas estrategias para gestionar mejor su tiempo de estudio y cómo obtener el máximo provecho de sus horas de estudio para mejorar su rendimiento y sus resultados académicos.

Con este curso se pretende favorecer una autoestima positiva y saludable en nuestros hijos, para así potenciar su desarrollo personal, social, familiar y académico. También a dotarles de habilidades básicas que les ayudarán en su día a día y sobre todo en su futuro, cómo enseñarles a mantener conversaciones con los demás, a saber decir “no” y decir lo que se quiere sin sentirse mal ni herir los sentimientos de los demás, así como a solucionar problemas con el grupo de referencia con el objetivo de que tengan experiencias sociales más positivas. En definitiva, aprenderemos cómo desarrollar recursos y estrategias que serán necesarias para nuestros hijos en el futuro. Enseñarles a esforzarse para conseguir sus objetivos, a esperar por las recompensas y ser conscientes de que de los pequeños fracasos también se aprende.

OBJETIVOS DE APRENDIZAJE:

  • Aprende a manejar los problemas de conducta con soltura
  • Identifica y actúa ante el bajo estado de ánimo de los hijos para que vuelvan a sonreír
  • Descubre cómo enseñar a aprender a mantener conversaciones con los demás a los niños
  • Desarrolla recursos y estrategias que serán necesarias para los hijos en el futuro
  • Favorece una autoestima positiva y saludable en los hijos
  • Enseña y guíales para que puedan aprender a comer y a dormir bien y solos

ACERCA DE NOSOTROS: Centro de Psicología Álava Reyes

Equipo multidisciplinar en Madrid de Psicólogos

Uno de los Centros de Psicología más grandes de España, formado por un equipo multidisciplinar de Psicólogos donde se trabaja con un amplio abanico de rangos de edad (niños, adolescentes, jóvenes y adultos) y tipos de terapia.

Los más de 30 años de contrastada experiencia en diferentes campos profesionales, nos aportan gran seguridad y eficacia en los planteamientos de terapias y ayudas psicológicas.

El presente curso será impartido por seis psicólogos de dicho centro:

  • Silvia Álava, coordinadora del curso, directora del área infantil, colaboradora habitual de medios de comunicación y autora de los libros “Queremos Hijos Felices” y Queremos que crezcan felices”.
  • Ángel Peralbo, director del área de adolescentes, colaborador habitual de medios de comunicación y autor de los libros “El adolescente indomable”, “Educar sin ira” y “De niñas a malotas”.
  • Aroa Caminero, forma parte del área infantil del centro. Es experta en psicología educativa, neuropsicología e inteligencias múltiples.
  • Margarita Montes, es colaboradora habitual de los medios y experta del área infanto-juvenil del centro, especialista en intervención en crisis y superación del trauma.
  • Lucía Boto, experta en el área infanto-juvenil, especialista en técnicas proyectivas y profesora de la UNIR.
  • Sara Rios, experta en el área infanto-juvenil y trastornos de conducta en la infancia.

Pincha en la siguiente imagen para empezar a disfrutar de este curso. Además con el código ALAVA10 tienes un 10% de descuento adicional:

Consigue que tus hijos sean felices

Convertimos el “Blue Monday”, el lunes más triste del año, en un día feliz. Colaboración con Agencia EFE

El “Blue Monday”, este año el lunes 16 de enero, está considerado el día más triste del año por una fórmula matemática donde se incluyen tres factores: el clima, la cuesta de enero y el abandono de nuestros propósitos de año nuevo. En EFEsalud queremos acabar con la tristeza y dar paso a la felicidad. ¿Cómo combatir la tristeza?, ¿Cuáles son las claves para alcanzar la felicidad?, ¿Cómo hacer mis metas realidad? y ¿Cómo mantenerme feliz?

Si pensamos en los tres agentes involucrados en esta fórmula, sí que nos suelen afectar normalmente porque no sentimos lo mismo cuando hace sol que cuando llueve; el buen tiempo hace que nos apetezca salir más a la calle.

Disfrutemos del clima, sea cual sea. EFE/Miguel Angel Molina

En el caso de los propósitos, sí que es verdad que los arrancamos con mucha energía y poco a poco se van diluyendo pero…¡Sólo estamos en la tercera semana del mes, así que paciencia!; y en tercer lugar, la cuesta de enero es normal porque venimos de las Navidades donde hay muchos gastos, pero tranquilos que ya queda poco para cobrar.

EFEsalud ha hablado con tres psicólogas para tratar este tema, queremos darle la vuelta a la tortilla y convertirlo en un día feliz, o aunque sea, en un día donde no os sintáis tristes con todas estas recomendaciones.

Circunstancias externas

Silvia Álava, psicóloga de la Clínica Álava Reyes, garantiza que estos factores no nos tienen por qué afectar porque “las variables de la felicidad están siempre en uno mismo y en la forma de interpretar la vida”.

“Los últimos estudios dicen que las circunstancias externas sólo tienen un 10% de peso en nuestra felicidad. Y un porcentaje importante, un 40%, depende de mi actividad emocional y de las cosas que yo haga para estar feliz”, cuenta la experta.

No tenemos que pensar que porque sea “Blue Monday” y exista una fórmula matemática, realmente será el día más triste del año porque siempre va a depender “de cómo cada uno interprete la realidad”.

¡A por él LUNES!

Además de todos esos factores, es Lunes y  es una excusa más para ser un “mal día” porque es el inicio de la semana de trabajo.

Sonríe. EFE/Narendra Shrestha

Depende de “cómo te tomes las cosas”, si eres una persona negativa que piensa: “qué mal, otra semana por delante, ya se ha acabado lo bueno”, evidentemente se te hará un día muy complicado.

Silvia Álava recomienda no ser ni negativos, ni positivos, sino que seamos neutros: “Lánzate mensajes objetivos como es lunes y tengo que trabajar y así no tendrás ansiedad ni tristeza. Debemos decirnos que aunque sea lunes, no quiere decir que sea un mal día o que vaya a ser peor que otros”.

Controlar la ansiedad

La ansiedad se puede controlar con 2 pasos; según la experta debemos ser capaces de:

  1. Saber qué pensamientos son los que han generado esa tristeza o ansiedad.
  2. Hacer unos “procesos de recovery” para recargar las pilas. “Cada persona tiene que ver qué le hace sentir mejor: hacer deporte, llamar a los amigos, disfrutar de mi hijo/a, hacer meditación personal, etc”, explica la psicóloga.

“La cuestión es buscar pequeños momentos en el día para que nos retroalimentemos en positivo y que nos sirva para buscar fuerzas y energías”, detalla Silvia Álava.

Cómo alcanzar la felicidad

Se han estudiado bastante cosas que son precursoras de la felicidad pero “no hay una clave para conseguirla, porque cada uno tiene su propia llave de la felicidad”, explica la psicóloga Silvia Álava.

Una mujer corre por un parque. EFE/Franck Robichon

Hay cosas que nos hacen sentir mejor y más felices como:

  • Ser agradecido: cuando una persona hace algo por ti y lo agradeces de verdad, te hace sentir mejor.
  •  Hacer cosas por los demás: cuando hacemos cosas por los demás, nos sentimos más felices.
  • Practicar deporte: nos ayuda a segregar endorfinas para sentirnos más felices.
  • Respetar los hábitos de sueño y de vida sana: dormir y comer bien son básicos para la salud y para la felicidad.

Metas claras

Judit March, psicóloga de la clínica JM Psicologia y experta de Doctoralia, asegura que debemos diferenciar entre propósitos y metas. “Los propósitos son conceptos ambiguos y difusos, nos ayudan más a progresar las metas u objetivos claros y concretos”.

Da una serie de pautas, para que hagamos de esas metas una realidad:

  • Deben ser metas factibles,  por las que podamos luchar por ellas.
  • Deben ser específicas porque si son difusas, las terminaremos desechando. “Por ejemplo, si uno se propone ir al gimnasio es importante concretar bien los días en los que se irá a entrenar”.
  • No se debe perder de vista la realidad y asegurarnos de que existen probabilidades de que nuestros objetivos se cumplan.
  • Debemos ponernos una fecha límite para saber bien qué plazo tendremos para conseguirlos y favorecer la motivación.
  • Nuestros objetivos han de ser evaluables para controlar si los estamos cumpliendo de verdad o si necesitamos cambiar de estrategia para lograrlos.

Motivación, a fondo

La motivación no debe faltar a la hora de alcanzar nuestras metas, March asegura que existen tres grandes “saboteadores” de nuestra motivación que nos alejan de nuestros objetivos:

EPA/MAST IRHAM

  1. La hiperexigencia: “las personas demasiado exigentes consigo mismas, se sabotean solas si no hacen todo perfectamente bien. Hay que darse el permiso a fallar un día en la meta, pero nunca dos. Cuando estés agotado, descansa y después vuelve a abordar el tema con perspectiva”, aconseja la psicóloga.
  2. El miedo: es normal experimentar inquietud cuando nos disponemos a conseguir algo que se encuentra fuera de nuestra zona de confort, pero debemos superarlo.
  3. La procrastinación: consiste en ir retrasando las tareas necesarias para llegar a nuestro objetivo, y es la culpable de que año tras año repitamos los mismos propósitos en nuestra lista. Una buena estrategia es empezar con la parte más sencilla de la tarea hasta finalizarla.

Alejar los pensamientos negativos

Lecina Fernández, psicóloga clínica y directora del Laboratorio de Ilusión, explica que “la tristeza es lo que más se aleja de la ilusión y que aunque estemos tristes, algo tan simple como buscarla será importante para que combatirla.

EFE/SÓLO USO EDITORIAL

Afirma que podemos alejar los pensamientos negativos “con otros que nos enfoquen hacia nuestro horizonte y nos ayuden a saltar los obstáculos” a través  de la construcción y vivencias de ilusiones.

Para estar en un estado de bienestar emocional estable en el tiempo, Lecina Fernández, insiste en que la clave reside en “mantener viva la ilusión”.

¿Su receta? Dedicarnos “un minuto de ilusión cada día, para pensar, estimular y recuperar nuestro interior”.

«La Vida es demasiado importante como para tomársela en serio» (Oscar Wilde) Por Gema Valenzuela

Deseo invitarte a realizar un ejercicio conmigo. Siéntate cómodamente y sigue leyendo. Inspira profundamente…

felicidad

Recuerda aquella canción que siempre que la escuchas te saca una sonrisa. Aquella que te transporta a ese viaje tan especial que hiciste hace unos años pero puedes recordar como si fuera ayer. Aquella que por un momento, saca lo mejor de ti. La que te hace olvidar lo que desafinas y mete tu vergüenza en un cajón.

Mejor que recordar, ponte a escucharla.

¿Qué ha ocurrido dentro de ti? ¿Cómo te encuentras?

El objetivo de este sencillo ejercicio consiste en hacerte sentir mejor por un instante. Claro que te sigue agobiando lo que te agobia, preocupando lo que te preocupa y dándote miedo lo que te da miedo. Pero por un momento todo eso se ha hecho más pequeño porque han aparecido emociones agradables dentro de ti.

Durante muchos años la Psicología se ha centrado en el estudio de otro tipo de emociones tales como la tristeza, la rabia o la culpa. Esto es lógico teniendo en cuenta el sufrimiento que pueden generar.

Pero, ¿cuál es la importancia de las emociones positivas y su estudio dentro de la Psicología? ¿Qué nos aporta este conocimiento? ¿Podrían estas emociones ejercer un impacto importante sobre nuestra salud física?

La Psicología Positiva, definida como: “El estudio científico del funcionamiento humano óptimo” (Ken Sheldon, Barbara Frederickson, Kevin Rathunde, Mike Csikszentmihalyi, Jon Haidt, 1999) puede responder a estas y otras preguntas relacionadas con el bienestar del ser humano.

Una de las emociones más estudiadas dentro de esta corriente es el sentido del humor. Para Martin Seligman, gran investigador y divulgador de la Psicología Positiva, es una de las fortalezas del ser humano. Sin duda, esta capacidad y la risa como su máxima expresión, es una de las experiencias más placenteras para el ser humano.

¿Sabías que, además, tiene efectos directos sobre nuestra salud?

El Doctor Lee Berk, profesor de patología en la Universidad de Loma Linda, en California, realizó una serie de estudios que incluían el análisis de muestras de sangre en sujetos antes y después de visionar vídeos cómicos y los compararon con las de un grupo que no los visionó. Berk descubrió importantes reducciones en las concentraciones de hormonas de la tensión y un incremento en la respuesta inmune de quienes vieron los videos. Otros efectos del humor sobre nuestra salud son:

  • La risa disminuye el estrés y la ansiedad.
  • El sentido del humor fomenta el buen ánimo que ayuda a sobrellevar una enfermedad.
  • Previene algunas enfermedades mentales como la Depresión.
  • El sentido del humor contribuye a tener una percepción menor de dolor subjetivo.
  • Es potenciador de otras emociones positivas.
  • Fomenta las relaciones sociales positivas, nos acerca a otras personas y nos hace parecer más atractivos.

  ¡Recuerda!: El mejor propósito para el 2017 puede ser aumentar tu sentido del humor. Rodéate de gente que te haga reír y hazlo también de ti mismo de vez en cuando. Nunca mejor dicho podemos decir que la risa es “la mejor medicina”.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=VgZweZlqAq0]

Gema ValenzuelaSi quieres realizar alguna consulta, o crees que necesitas mejorar tu estado de ánimo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Gema Valenzuela

Psicóloga Sanitaria

LinkedIn

Fundación María Jesús Álava Reyes

91 083 77 81 91 083 77 81

La Herida que Sana. Por David Lanzas

Hoy vamos a hablar de heridas. Seguramente te hayas caído un par de veces antes de montar en bicicleta con soltura y, puede que no lo recuerdes, pero tus manos se han desollado más veces de lo que te gustaría admitir. Yo, por ejemplo, tengo una cicatriz en la rodilla que me recuerda que no es buena idea tirarme de cabeza en el tobogán del parque. Evidentemente ya no tengo edad de subirme al tobogán, pero si lo volviera a hacer (no lo descarto), mi cicatriz, mi querida cicatriz, estaría ahí para decirme, con su silencio, cómo caer con los pies en el suelo.
Es curioso como las heridas forman parte de nuestra historia, la herida del dedo que te recuerda que el ajo se corta con un cuchillo más pequeño, la de la barbilla que te dice que ya es hora de cambiar la cuchilla de afeitar, el chichón que te grita “levanta la cabeza del móvil y esquiva esa farola” o la cicatriz de apendicitis que te llevó a estudiar medicina. Son muchas las heridas, cicatrices, contusiones y brechas que componen nuestra historia y todas ellas tienen dos cosas en común: Duelen y nos enseñan algo.

el-mundo-es-de-los-valiente David Lanzas

La mayoría de pacientes acuden a consulta deprimidos o ansiosos, sintiéndose poco válidos, perdidos y con una amalgama de emociones que en ocasiones les supera. Son muchos los que temen caerse y sangrar. Convencidos de que lo más sensato es permanecer en un entorno seguro, acuden en busca de lo que ellos describen como “aumentar la autoestima”. Quizás, al principio, les cueste entender que para crecer primero hay que tolerar el fracaso y que esto es muy difícil si hemos construido una red de seguridad que nos protege de cualquier frustración. ¿El resultado? Personas profundamente inseguras.
Vivimos rodeados de mensajes que nos dicen que tenemos que triunfar en todo, estar contentos y que si algo malo sucede será insoportable. Casi sin darnos cuenta, vivimos con miedo a caernos. Fruto de este miedo nos cuesta iniciar proyectos nuevos, intentar cosas que en su día fallaron o perdonar a personas que nos hicieron daño. “No te muevas, no corras riesgos, puedes caerte y te dolerá” Así, día tras día, somos presa del miedo, miedo a fallar, a perder, a amar, en definitiva, miedo a vivir.

Esta dificultad para permitirnos caernos y lastimarnos nos deja paralizados, sin asumir riesgos y a la espera de que las cosas buenas vengan por si solas, dejamos la vida al azar y, gobernados por la ansiedad, nos perdemos una gran cantidad de aprendizajes (y heridas) que nos harían más fuertes. El hueso se convierte en cristal.

Aquí tienes 5 situaciones típicas en las que el miedo a herirnos suele estar a la base.

  • Tras una ruptura amorosa, consideras que la búsqueda de una nueva pareja solo traerá dolor.
  • Dejas escapar oportunidades en las que el éxito no está asegurado.
  • Evitas cualquier situación en la que no te consideres del todo competente.
  • No expresas tu opinión en público.
  • Te cuesta tomar decisiones y las pospones constantemente.

Si te has sentido identificado en alguna de estas situaciones quizás vaya siendo hora de romper esa red de seguridad y exponerte a la frustración, tu autoestima te lo agradecerá. Como en tantas otras áreas de la vida, la recompensa raramente llega sin esfuerzo. Si sudas en el gimnasio para mantenerte en forma, ¿Por qué con la autoestima iba a ser diferente?

Salta, toma la siguiente oportunidad y si te caes, no te preocupes, acabaras levantándote.
El dolor es momentáneo, la herida cicatrizará y el próximo salto será más alto.
Adelante, el mundo es de los valientes.

david-lanzasDavid Lanzas Fernández-Martos

Psicólogo Sanitario

LinkedIn

dlanzas@www.fundacionalavareyes.com

Fundación María Jesús Álava Reyes: 91 083 77 81

 

¿Será envidia…? por Paula Hernández

envidiaCristina ha estudiado publicidad y terminó la carrera hace dos años. Con frecuencia queda con sus amigas de la universidad y se van poniendo al día de sus progresos profesionales. La última vez que lo hicieron, su amiga Julia les contó que había encontrado empleo en una importante multinacional que se dedica a publicidad. Mientras lo contaba, Cristina no sintió ningún tipo de alegría, sonreía pero a la vez pensaba “¡Qué envidia! No me puedo creer que a ella le hayan contratado y a mí no, cuando mis notas siempre eran mejores”

Hoy Jaime ha bajado a desayunar con su compañero de trabajo Alberto. Mientras tomaban un café, Alberto le anuncia que ha recibido la gran noticia de que va a ser ascendido. Jaime le comenta que se alegra muchísimo por él aunque siente un poco de “envidia sana”.

Carlos y Diana son pareja desde hace 5 años. El año pasado se casaron y desde entonces buscan un bebé. Han recibido la llamada de unos primos de Carlos para anunciar que van a ser padres. Cuando Carlos cuelga el teléfono, Diana preocupada pregunta qué ocurre y Carlos le cuenta la noticia que le acaban de dar. Ambos conversan sobre lo injustas que son las cosas y la envidia que sienten hacia sus familiares.

Experimentar situaciones como las comentadas con anterioridad es algo frecuente y por las que todo el mundo pasa en algún momento. Desde pequeñitos, aparecen situaciones como estas, un niño tiene el juguete que yo quiero o mis padres no me dejan tener un perrito como el de mi amiguita. Conforme vamos creciendo, van apareciendo otras que también nos generan malestar. Lo que tienen en común todos estos casos es que detrás de ello se esconde la ENVIDIA.

La envidia es universal y en menor o mayor medida nos hace sufrir, puesto que al darnos cuenta de que el otro tiene algo que quiero (ya sea un rasgo deseable de belleza o inteligencia, éxito o popularidad, bienes materiales, etc.) me genera frustración. Se trata de una emoción, es decir, un estado afectivo que experimentamos y que va acompañada de ciertos cambios orgánicos, influidos por la experiencia.

Es importante distinguir la envidia de los celos, ya que en el caso de los celos por lo general están involucradas tres personas y la persona afectada por los celos está respondiendo a lo que percibe como una amenaza que un tercero representa para una relación que considera valiosa.

En cuanto a las diferencias entre la envidia y la envidia sana, tenemos que dejar de engañarnos y darnos cuenta de que NO existe tal diferencia, es la forma “bonita” de llamar a la envidia.

Cómo hace frente a la envidiaenvidia

  1. Cuando te compares con otro, hazlo en todas las áreas de tu vida. Tendemos a compararnos en aquellos aspectos que consideramos que se encuentran dañados, pero ¿y el resto? ¿Es posible que a la amiga de Cristina que acaba de ser contratada en una gran empresa le vaya muchísimo mejor que a ella en todos los ámbitos de su vida? ¿O que Alberto no tenga problemas en otras áreas? ¿Puede que los primos de Carlos no se enfrenten a otras dificultades en sus vidas?
  2. Cambia la forma de ver las cosas. Cuando nos dejamos guiar por emociones negativas como la envidia, nos sentimos mal, pero ¿y si nos alegramos por los demás? Sentir una emoción positiva, nos hará estar mejor. En estas situaciones pues darte mensajes como “ No te dejes llevar por la envidia, si para la otra persona es positivo, me alegraré por ella”.
  3. Aprende a relativizar. Dibuja una escalera y ves colocando las siguientes palabras en los diferentes peldaños: en el primer “neutro”, en el segundo “molesto”, en el tercero “desagradable”, en el cuarto “horrible”, y en el último “terminal”. Ahora sitúa la situación por la que has sentido envidia en uno de estos escalones, ¿realmente es tan relevante como pensabas en un inicio?
  4. Reflexiona sobre el tema que ha causado la envidia. Entre las funciones de las emociones se encuentra que son una señal para nosotros mismos, que nos preparan para la acción y que evalúan si las cosas nos van bien. Coge un papel y un lápiz y dedica tiempo a esta tarea.
  5. Ahora que ya has reflexionado ¿realmente quieres lo que la otra persona tiene o esto ya no es tan importante para ti? Si lo sigue siendo, pasa al punto 5, si ya no lo es, aprende de la situación que has vivido para enfrentarte en un futuro a otras similares que puedan aparecer.
  6. Manos a la obra. Quizás sea el momento de pasar a la acción, antes de ello vamos a evaluar qué necesitamos y qué nos falta para conseguir lo que queremos. ¿Lo tenemos claro? ¡Pues adelante!

 

Recuerda: A veces pasamos por momentos en nuestras vidas en los que superar determinadas situaciones puede costarnos más de lo que en un principio pensábamos, si estás en ese punto, ¡pide ayuda profesional! No dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Paula HernándezPaula Hernández García

Psicóloga Sanitaria

Fundación María Jesús Álava Reyes: 

91 083 77 81

phernandez@www.fundacionalavareyes.com

«La sobreprotección probablemente es el principal error de los padres»

La psicóloga desgranó en Orense que ni el estilo «autoritario» ni el «permisivo» son buenos métodos.

ma-jesus-alava

Esta psicóloga advierte de la creciente proporción de niños manipuladores y agresivos por la «falta de consecuencias» en la educación, tanto en casa como en colegios

La psicóloga María Jesús Álava, que acaba de publicar La verdad de la mentira (La esfera de los libros), ha advertido este martes de la creciente proporción de niños manipuladores y agresivos por la «falta de consecuencias» en la educación, tanto en casa como, ocasionalmente, en colegios, y que ha atribuido al cambio de un estilo «excesivamente autoritario» a otro «excesivamente permisivo» centrado en la «sobreprotección».

«La sobreprotección probablemente es el principal error que cometen los padres», ha reflexionado Álava, quien ha comentado que, si bien son casi seguro «los más preocupados de la historia de la educación», lamentablemente «no les están haciendo bien».

Antes de participar en una conferencia en Ourense titulada Pasarse del padre a la madre, dentro de las octavas Jornadas sobre la «sobreprotección familiar», ha lamentado «la falta de pautas» y de «normas» por parte de los progenitores, cuyas consecuencias —ha alertado— se están viendo «a posteriori».

En un estudio de la población, en el que analizaron «más de 15.000 casos problemáticos», ha señalado que los principales problemas detectados fueron «la falta de tiempo» así como la «falta de pautas, normas y un estilo de vida equilibrado» que permita a los niños aprender a «situarse y prepararse» para la vida.

Por el contrario, ha asegurado que en la sociedad actual, donde cada vez se necesita más inteligencia emocional, «cada vez tienen menos recursos» por el modelo de educación donde «cada vez la proporción de niños manipuladores y tiranos es mayor».

En este contexto, ha situado el «mal uso de la nueva tecnología» como uno de los principales problemas a afrontar para evitar mayores problemas, y que ha atribuido a la falta de limitaciones.

«No hay ninguna razón para que tenga móvil un niño de seis y siete años ni tampoco para que un adolescente tenga un ordenador en su cuarto», ha apuntado Álava, quien ha alertado del error que es lanzar un mensaje de que agresividad es diversión, cuando no es así.

 

El Duelo, ese proceso por el que todos pasamos en algún momento de la vida pero que nunca tenemos del todo claro. Por David Lanzas

Querido lector, hoy vamos a hablar del Duelo, ese proceso por el que todos pasamos en algún momento de la vida pero que a veces, por poca información o por exceso de ella (es un tema bastante mitificado en series y películas), no tenemos del todo claro.

duelo

¿Qué me está pasando?

El duelo es una respuesta normal y saludable a una pérdida. Es un proceso que describe las emociones que sientes cuando pierdes a alguien o algo importante para ti. A lo largo de la vida son muchas las situaciones que pueden desencadenar el inicio de un duelo, incluidas los siguientes:

  • La muerte de un ser querido, incluidas las mascotas.
  • El divorcio o cambios en las relaciones, incluidas las amistades.
  • Cambios en su salud o en la salud de un ser querido.
  • Pérdida de un trabajo o cambios en la estabilidad económica.
  • Cambios en la forma de vida, como los que ocurren durante la jubilación o cuando te mudas a un lugar nuevo.

¿Cuáles son las etapas del duelo?

Para lograr elaborar el duelo la mayoría de las personas tienen que atravesar 5 etapas. Dichas etapas fueron descritas por Elisabeth Kübler-Ross, una psiquiatra que identificó las distintas fases por las que pasaban las personas a las que se les había diagnosticado una enfermedad terminal. Actualmente sabemos que estas etapas son comunes para todos los procesos de duelo:

Negación: Esto no está sucediendo. No a mí”. La negación un mecanismo de defensa que las personas utilizamos para protegernos del shock emocional que nos produce una noticia o situación muy dolorosa, dándonos tiempo para ir asimilando nuestra nueva situación sin derrumbarnos en ese mismo instante.

Ira: “¿Por qué está sucediendo? ¿Quién tiene la culpa?”. Cuando somos conscientes de lo que ha ocurrido y del daño que esto nos hace necesitamos encontrar un “culpable”, alguien con quien poder descargar nuestra ira y responsabilizar de todos los acontecimientos. Esto es necesario para que podamos seguir manteniendo la ilusión de que el mundo es un lugar justo . Al culpabilizar a alguien o a algo entendemos que lo que ha ocurrido es consecuencia directa de una acción concreta, haciéndonos sentir mas seguros ya que de lo contrario nos encontraríamos indefensos al ver que cualquier cosa puede ocurrirnos de manera impredecible.

Negociación: Haré un cambio en mi vida solo si con ello puedo lograr que esto no me suceda”. Intentamos por todos los medios cambiar lo ocurrido, negociando con el médico, el jefe, o con Dios para revertir la situación. Esta etapa suele ser la antesala de la depresión ya que cuando gastamos nuestras energías y, tras negociar, vemos que lo que ocurre escapa a nuestro control nos venimos abajo.

Depresión: Ya no me importa”. Atrás quedan todos los intentos por buscar a un responsable o por intentar invertir lo ocurrido, nos quedamos sin fuerzas y nos abandonamos. Dejamos de hacer aquello que antes nos gustaba, perdemos motivaciones y rompemos a llorar. Por muy dramática que parezca esta etapa es del todo necesaria para sanar el dolor ya que si no nos permitimos sentir y expresar tristeza por la perdida, el dolor se quedará dentro y el duelo se puede cronificar. Es importante ir dejando salir todo ese sufrimiento que hasta ahora hemos intentado evitar encarar con las anteriores etapas.

Aceptación: Estoy en paz con lo que está sucediendo”. La aceptación es la calma tras la tempestad, viene cuando ya hemos logrado expresar todo ese cúmulo de emociones y hemos encontrado un sitio para reubicar a esa persona o situación en nuestra historia de vida para poder seguir adelante.

Todos estas etapas y los sentimientos que provocan son normales. Sin embargo, no todas las personas que están atravesando un duelo experimentan todas estas emociones. Y no todas las personas experimentan estas emociones en el mismo orden. También es común volver a pasar por alguna de estas etapas más de una vez. El duelo puede incluir muchas otras emociones e, incluso, síntomas físicos como insomnio, problemas intestinales, etc.

¿Qué síntomas concretos puedo tener en un duelo?

La variabilidad de la sintomatología es grande ya que depende de muchos factores como el tipo de perdida (no es lo mismo perder un trabajo que un familiar), las circunstancias de dicha perdida (una muerte esperada tras un cáncer frente a un accidente de coche), la red de apoyo social (manejar un despido con amigos y familia frente a hacerlo solo), la edad (perder a tu madre cuando tienes 5 años frente a perderla cuando tienes 55), etc.

Los más comunes son los siguientes:

grafico1

grafico2

No hay una forma “adecuada” de hacer el duelo. Cada persona es diferente. Tomate un tiempo para experimentar tu pérdida a tu manera, pero recuerde cuidarte:

  • Habla de cómo te siente con otras personas.
  • Intenta mantenerte al día con tus tareas diarias, así no te sentirás abrumado.
  • Duerme bastante, sigue una dieta bien equilibrada y haz ejercicio regularmente.
  • Evita el alcohol. El alcohol puede hacerte sentir más deprimido.
  • Vuelve a tu rutina normal tan pronto como puedas.
  • Evita tomar decisiones importantes de inmediato.
  • Permítete llorar, sentirte aturdido, enfadarte o sentirte del modo en que te sientas.
  • Pide ayuda si la necesitas.

¿Cuánto dura el duelo?

Nuevamente la duración varía de un caso a otro pero probablemente comenzaras a sentirte mejor dentro de las 6 – 8 semanas. El proceso completo puede durar entre 6 meses y 4 años. Si sientes que tienes problemas para manejar tus emociones, pide ayuda.

¿Cómo distingo la diferencia entre el duelo normal y la depresión?

Los síntomas del duelo y los síntomas de la depresión son bastante similares. Si bien es normal sentirse triste después de una pérdida, los sentimientos asociados con el duelo deberían ser temporales. Si no comienzas a sentirte mejor con el transcurso del tiempo, si tus sentimientos comienzan a perturbar tu vida diaria o si está comenzando a pensar en hacerte daño o en hacer daño a otras personas, habla con un especialista. Estos pueden ser signos de depresión. El psicólogo puede ayudarte a tratar la depresión, de manera que puedas comenzar a sentirse mejor.

¿Cómo sé que estoy elaborando bien mi duelo?

Es posible que comiences a sentirte mejor poco a poco. Por ejemplo, que te resulte un poco más fácil levantarte por la mañana o quizás tengas pequeñas ráfagas de energía. Este es el momento en el que comienzas a organizar tu vida reubicando tu pérdida. Durante un tiempo, es posible que sientas que estas atravesando una serie de altibajos, encontrándote mejor un día, pero peor al día siguiente. Esto es normal.

A la larga, comenzaras a reinvertir en otras relaciones y actividades. No te preocupes si esto te ocasiona sentimientos encontrados, es normal que te sientas culpable o desleal hacia tu ser querido por estar avanzando hacia nuevas relaciones. También es normal revivir algunos de los síntomas del duelo durante los cumpleaños, los aniversarios, las fiestas y otras épocas especiales.

Puedes perder y perderás. Perderás seres queridos. Perderás relaciones importantes. Y, desde luego, perderás salud.

Así que llora, tropieza, levántate, vuelve a tropezar y vuelve a levantarte.

VIVE.
No te pierdas TÚ.

david-lanzasDavid Lanzas Fernández-Martos

Psicólogo Sanitario

LinkedIn

dlanzas@www.fundacionalavareyes.com

Fundación María Jesús Álava Reyes: 91 083 77 81

ENVEJECIMIENTO II ¿Cómo prepararse y responsabilizarse de nuestro propio envejecimiento? Por Leire Bullain

La pasada semana, aprovechando la celebración del día Internacional de las personas de edad, señalábamos la importancia de formar parte de la vida familiar, económica, social y cultural de las personas mayores. Hoy concretaremos qué podemos hacer.

calidad-de-vida

El envejecimiento es un proceso que se inicia cuando se nace o en todo caso cuando las perdidas empiezan a superar a las ganancias, en torno a los 30 años. Por lo que será bueno que empecemos a tomar medidas desde el nacimiento.

Veamos cuales son estas y sobre todo, ¿qué es lo que está en nuestras manos?.

Actividad física

Tiene efectos tranquilizantes y tonificantes. Mejora la percepción subjetiva de bienestar y la capacidad de relación y contacto social.

Mejora la movilidad de las articulaciones, aumenta la flexibilidad, facilita la circulación de la sangre, reduce el riesgo de enfermedades óseas

Alimentación

Hace décadas no se le daba importancia pero hoy en día se sabe que seguir una  dieta mediterránea ayuda a mantenerse en un peso que no sea ni excesivo ni tampoco insuficiente.

Hábitos Tóxicos

Consumir alcohol de manera moderada y evitar el tabaco y café.

Buen control médico.

Evitar la automedicación, control tensión, analíticas pertinentes

Descanso e higiene personal.

Descanso nocturno de 7/8 horas. Evitemos dormir durante el día.

La higiene diaria evita las enfermedades infecciosas.

Capacidades Sensoriales

Conservar y mantener la vista y oído. Si es necesario utilizar gafas y/o audífonos es importante para la participación en la vida social.

Capacidades Cognitiva y Emocional

El envejecimiento lleva aparejado un deterioro tanto de los procesos cognitivos como emocionales. Procurar un medio rico y estimulante favorecerá que este deterioro quede atenuado.

La persona se jubila del trabajo, tanto en el ámbito laboral como doméstico, no de la vida

  • Busca un proyecto, una ilusión. ¿Qué es eso que te hubiera gustado hacer pero que no pudiste por falta de tiempo? Leer, pintar, ver películas, viajar, ampliar conocimiento sobre algo en concreto, teatro, escribir, un deporte, pasear
  • Planifica tu actividad diaria.
  • Relativiza los olvidos.
  • Utiliza parte de tu tiempo en ayudar a los demás: familia, gente cercana, ONG
  • Aporta tu experiencia y conocimiento de manera altruista a empresas y asociaciones. Aconseja.
  • Acepta a los demás tal como son.
  • Escucha, expresa y muestra interés.
  • Déjate ayudar, aconsejar pero toma tu las decisiones.
  • Realiza actividades tanto fuera como dentro de casa.

 

En 2050 en el mundo habrá más personas mayores de 60 años que niños.

Acepta la situación vital y huye de falsas creencias como que la depresión forma parte del proceso normal de envejecimiento. 

Así que Preparemos Nuestro EnvejecimientoCuanto antes mejor aunque nunca es tarde.

https://www.youtube.com/watch?v=FOnJ67GfUEQ

 

Leire Bullaín

Leire Bullaín

Si la situación nos desborda no esperemos a encontrarnos con un problema mayor, seamos prácticos y hagamos frente a la situación: en nuestra mano está pedir asesoramiento psicológico.

lbullain@www.fundacionalavareyes.com

 

1 de octubre día Internacional de las personas de edad.

«Celebremos el Día Internacional de las Personas de Edad rechazando enérgicamente todas las formas de edadismo y trabajando para permitir que las personas de edad alcancen su pleno potencial, al tiempo que cumplimos nuestra promesa de construir una vida de dignidad y derechos humanos para todos.»

Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU,

  Personas mayores

¿Qué significa el edadismo?

Discriminación al mayor. Es una de las tres grandes formas de discriminación de nuestra sociedad por detrás del sexismo y racismo.

 A menudo oímos que las personas mayores merecen un respeto especial. Pero la realidad es bien distinta.  Incluso en los ambientes médicos y centros de trabajo se crean entornos que limitan su potencial y afectan a su salud y bienestar.

 La escasez de participación, la exclusión social, el maltrato y la invasión de su intimidad son imágenes que la sociedad nos devuelve sobre la vejez.

  

¿Qué es el envejecimiento activo?

 Continuar participando en los asuntos familiares, sociales, económicos, culturales y cívicos, es decir, seguir siendo activos independientemente de la edad.

 Un ciclo más de crecimiento personal.

 Añadir Vida a los Años y No solamente Años a la Vida.

  

¿Cuáles son las recomendaciones de los expertos?

   Fomento de la Independencia y autonomía del mayor

 Cuanto más capaz se vea la persona de llevar a cabo actividades y controlar su propia vida más actividades cotidianas de su vida realizará.

Visitas a los médicos, temas administrativos, económicospodrá realizar acompañado pero debe ser la persona la principal protagonista de la conversación. Al salir se puede comentar cuales eran las recomendaciones y los pasos a seguir.

 

   Participación en la vida social

 El modo en que se relacione con sus hijos, nietos, sobrinos, vecinos, amigosle permitirá conectar y participar de la  vida social.

 Las celebraciones familiares o simplemente la comida familiar son una buena ocasión. Dependiendo de la autonomía podrá participar más activamente, cocinando y preparando la comida, organizando con ayuda o disfrutando de la compañía.

 

    Solución independiente de sus problemas

 Cuanto más activo se sea en la preparación de la jubilación mayor seguridad se tendrá en la vejez.

 Realiza testamento vital, prepara y acondiciona la casa, el dinero es necesario para el futuro pero no hay que olvidar que el HOY hay que vivirlo.

  

   Permanencia en su entorno habitual

 En la medida de lo posible es preferente vivir en su casa, barrio, ciudad

El diseño de vías de tránsito, espacios públicos, viviendas, alojamientos alternativos tienen que favorecer la vida del mayor.

Las personas mayores tienen derecho a decidir y opinar, a enamorarse, a preservar su identidad personal y dignidad, a no ser polimedicadas

Leire Bullaín

Leire Bullaín

Si la situación nos desborda no esperemos a encontrarnos con un problema mayor, seamos prácticos y hagamos frente a la situación: en nuestra mano está pedir asesoramiento psicológico.

lbullain@www.fundacionalavareyes.com

“Las tres claves de la felicidad” jueves 28 de julio en el Palacio Miramar de San Sebastián.

Desde la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) se abordará este verano la felicidad en el ámbito laboral de la mano de la psicóloga María Jesús Álava Reyes, elegida como la mujer líder en España en la categoría de Pensadoras y Expertas en el año 2012 y presidenta de Apertia-Consulting, una empresa que apuesta por la felicidad productiva y el capital emocional. Hablará sobre cuáles son “Las tres claves de la felicidad” el jueves 28 de julio en el Palacio Miramar de San Sebastián.

cursos de verano felicidad