Infanto juvenil

Nos preparamos mucho a nivel académico para desempeñar una determinada actividad, un trabajo, o una profesión. Sabemos dónde consultar, a quién preguntar y adónde acudir y, sin embargo, para una de las facetas más importantes de nuestra vida, para formar una familia, practicamos el autodidactismo: nadie nos instruye, nadie nos informa. Dependemos de los “apuntes” que nos ceden quienes han pasado por la experiencia y estamos sometidos a los mitos que impregnan tanto la maternidad  como la paternidad y la propia evolución infantil. Y, a veces, nos vemos obligados a buscar  ayuda en  profesionales expertos a la hora de afrontar asuntos de tanto calado.

En el Área Infanto-juvenil del Centro de Psicología Álava Reyes nos gusta hacer hincapié en un hecho que no por cierto deja de resultar revelador: que acudir al psicólogo no implica que se padezca un problema psicológico.

A menudo, a los psicólogos nos toca ejercer de “entrenadores” familiares, y, así,  asesoramos a los padres sobre cómo enfocar y resolver los problemas de sus hijos a todos los niveles, desde intervenciones concretas en momentos estresantes de la vida cotidiana a abordajes más complejos.

Sabemos lo difícil que puede ser, sabemos lo solos que os podéis sentir y sabemos lo importante que es para vosotros la formación de vuestros hijos. Por eso nos ponemos en vuestro lugar cada día, y nos esforzamos por ofrecer nuestra mejor versión en favor de lo que más importa: vuestros hijos. Porque no son “sólo niños” ni son “cosas de niños” cuando se trata de nuestros hijos. Cada niño, cada adolescente, cada joven es único y distinto, afirmación que, aunque parezca tópica, es absolutamente verdadera.

En nuestro Centro de Psicología, estamos preparados para conocer y comprender cada circunstancia y cada caso, así como para abordarlo y ofrecer un tratamiento y unas técnicas eficaces y personalizadas en función de cada necesidad. Cuando hablamos de bienestar, las generalidades no sirven.

Estamos avalados por más de 30 años de experiencia en Psicología Infanto-Juvenil y por los testimonios de niños, jóvenes y padres que señalan como, después de haber pedido y recibido ayuda, han conseguido superar sus dificultades.

¿Cómo podemos ayudarte?

En el Centro de Psicología Álava Reyes conocemos a los niños y conocemos a las familias, y aplicamos la terapia infanto-juvenil como un tratamiento integral que aborda todos los aspectos relacionados: progenitores, familia, profesores, figuras de referencia… Pero, sobre todo, conocemos las particularidades a las que se enfrentan los niños y los jóvenes hoy día y cómo pueden sentirse desbordados ante las circunstancias o ante sus propios miedos, pensamientos o sentimientos. Y estamos seguros de que podemos ayudarles. A los padres les decimos: “Podemos ayudarte: llevamos tres décadas haciéndolo”.

Nos basamos en una intervención personalizada y adaptada, tanto a las características propias de cada niño, como de su etapa evolutiva.

Creemos que es fundamental poder confiar en alguien cuando intuimos que algo no va bien, cuando estamos sobrepasados, o cuando sentimos esa impotencia de no saber qué hacer. Al tratarse, como es el caso, de los más jóvenes de la familia, podemos creer que son conflictos sin importancia y que desaparecerán con el tiempo. Podemos compararlos con nuestros recuerdos de infancia y asumir que “ya pasarán”, obviando un problema al que deberíamos concederle la importancia que realmente tiene. Todos podemos necesitar ayuda de vez en cuando, y nosotros estamos para eso, para ayudar.

Nuestro trabajo se sustenta en la terapia Cognitivo-Conductual. Con ella, ponemos a vuestra disposición las más efectivas  técnicas en función de las necesidades planteadas, con un objetivo que es el mismo que tenéis vosotros:  ayudar a vuestro hijo a conocerse y comprenderse mejor, a quererse y sentirse mejor, a afrontar sus dificultades y, finalmente, dotarle de las herramientas necesarias que le convertirán en una persona adulta sana y feliz.